By / 26th Mayo, 2017 / Gastronomía / No Comments

Todo restaurante es el resultado de una filosofía de trabajo; unos valores y una personalidad que se reflejan en cada uno de sus platos, en los detalles.  En el Restaurante del Hotel Casa Anita  apostamos por poner en valor los guisos que, como nos confiesa nuestro chef Jesús Fillat, en muchos casos son fruto del recuerdo de la cocina de su madre y de platos tradicionales presentes en la memoria.

Para nosotros es fundamental mimar todos los ingredientes y cuidar mucho su elaboración hasta conseguir que el producto final sea un plato delicado y listo para ser degustado por nuestros clientes.

Somos honestos. Queremos mostrar la calidad de nuestro producto y que las personas identifiquen y saboreen cada unos de los elementos con facilidad pero sin perder la magia de la buena cocina. No nos gusta enmascarar el plato porque la cocina auténtica no lo requiere.

 

 

Para conseguirlo, nos esforzamos en adquirir el mejor producto local, el más cercano posible. Son el buque insignia de nuestra cocina; también los productores locales: cordero, ternera, quesos, miel… Y el monte que ha sido y será  fuente de riqueza y que, en definitiva, nos identifica. El monte nos proporciona una gran variedad de setas con las que preparamos recetas exquisitas.

 

 

Mención aparte se merece nuestra huerta. Para Jesús es una pasión y se ocupa de la misma personalmente. Se enorgullece de poder ofrecer platos de verduras recién cogidas, crujientes, de color intenso. Últimamente ha comenzado a cultivar espárrago blanco y es una delicia. El aroma del espárrago recién cortado llega sutilmente a los comensales y es todo un premio.

 

 

La delicadeza y minuciosidad con la que trabajamos nos hace, sin duda, diferentes y únicos. Nuestra cocina es cercana, natural y sana: utiliza única y exclusivamente aceite de oliva, nada grasas extrañas…  Aceite de Oliva Virgen en mayúsculas.

Actualmente se habla mucho de cocina natural y se divaga. En el Restaurante Casa Anita lo tenemos claro: es la cocina elaborada sin aditivos, con productos frescos y que busca el máximo sabor.