By / 10th mayo, 2017 / Gastronomía / No Comments

Jesús Fillat

Jesús Fillat

Chef del Restaurante Hotel Casa Anita, amante de la cocina casera con toques creativos y con productos de la tierra.

 

“Hay que salir de comer siempre con una sonrisa”

Jesús Fillat es un Chef Chistabino que ama los productos de su tierra, los cuales ensalza en una cocina natural y cercana. El mismo amor que le profesa a la comida lo reparte en grandes dosis a su familia, con la cual comparte su pasión en el Hotel.

Su mayor éxito se basa en el equilibrio de una cocina de calidad, sabrosa y saludable enfocado a sus orígenes.

Hoy, aprovechamos para acercar su cocina a todas aquellas personas que valoran la sencillez, la elaboración y el cariño.

¿Cuándo te empezó a picar el gusanillo de la pasión por el mundo de la cocina?

Siempre he sentido algo especial por la alimentación natural de la tierra en la que nací: verduras, hortalizas, animales y de grandes maravillas de la naturaleza, ríos, arroyos, montañas….del Valle de Chistau. Soy un enamorado de mi tierra. Todo ello me servía para preparar la comida de la forma más natural posible: recolectando del huerto y cocinándola.

Así pues, a los 16 años empecé de pinche en una colonia de verano. No sé, siempre he tenido inquietud por cocinar para mi familia y/o amigos. ¿ Por qué no hacerlo para los demás ?  Una anécdota muy curiosa es que durante el Servicio Militar estuve a cargo de la cocina de oficiales. Toda una aventura que recuerdo con mucho cariño. Y ya de una manera más profesional hace 20 años en los fogones del Sotón (Huesca), una gran escuela que jamás olvidaré….

Centras tu cocina en los productos básicos de su tierra (aceite de oliva, carnes de la zona y productos de la huerta. ¿Podríamos decir que son tus tres productos estrella ?

Sí, es correcto. Son mis productos “fetiche”. Sin ellos no concibo la cocina.

¿Con que tres objetivos definirías tu manera de cocinar?

Cocina natural y cercana.

¿Qué es lo más te gusta de tu trabajo?

Lo que más me motiva es un plato bien desarrollado. Me gusta “mimar”, cuidar con cariño cada plato. Desde que recibo el producto, su limpieza, su corte…hasta su elaboración y emplatado.

¿Qué no puede faltar en tu cocina?

En mi cocina no puede faltar ni el aceite de oliva ni un buen caldo de Ave. ¡Ah! y se me olvidaba…ni el buen humor