Lo llaman el “oro negro de Aragón”, delicado y exclusivo, producto de irregular figura. Hablamos de la Trufa negra.  Recolectada en las montañas de la Comarca de Sobrarbe de forma silvestre, entre los meses de noviembre a febrero. Aragón es una de las principales zonas en España dónde se recolecta la trufa negra, la de mejor calidad y más aromática, ya sea silvestre o de cultivo. 

 

La trufa negra es un excelente y muy singular producto de la naturaleza. En época de Epicuro, se hablaba de ella así:  “a menudo se paga su peso en oro, para hacer de ella un uso lamentable. Se la envisca con foie gras, se la inhuma en un ave sobrecargada de grasa, se la sumerge picada en salsa oscura, se la desposa con hortalizas enmascaradas con mayonesa… ¡Pelusa de los picadillos, de las laminillas, de los recortes, de las peladuras de trufa! ¿Es que no es posible amarlas por sí mismas?”. Muy buena pregunta…

 

Se trata de un alimento complementario que ayuda a incrementar los olores y sabores de las comidas. Las trufas deben como un condimento, como una especia, más que como un alimento. Una pequeña cantidad de trufa, añadida a cualquier plato, le proporciona un toque aromático y un sabor especial.

 

Hablamos de un hongo muy ligero y con abundantes minerales y vitaminas, con unas propiedades alimentarias y medicinales similares al resto de las setas. Son alimentos muy ligeros, con mucha agua y pocas grasas e hidratos de carbono. Contienen cantidades bastante abundantes de minerales, especialmente potasio, fósforo y selenio y cantidades menores de hierro, calcio, magnesio, manganeso y azufre. Las trufas, al igual que el resto de las setas, son ricas en vitaminas del grupo B, especialmente en riboflavina ( vitamina B2) y niacina ( vitamina B3).

 

Nuestros clientes cada vez más desean disfrutar de experiencias sorprendentes. Es por ello que, el Chef Jesús Fillat, nos brinda la oportunidad de ver cómo ralla la trufa directamente en nuestro plato. Todo un lujo para los sentidos. Se ralla en el momento para conferir al plato los aromas y sabores de la trufa en fresco. Sólo por 4 € podrás saborear tus platos favoritos de forma distinta.

 

El ‘diamante negro’ capaz de transformar para bien tus platos