Project Description

Historia con Alma

AAllá por el año 1980, unas cuantas mujeres de San Juan de Plan trabajaron duro para rescatar sus raíces y mostrarlas al mundo, poniendo así en valor la forma de vida en los pueblos del Pirineo.

En 1983 se inauguró el Museo Etnológico de San Juan de Plan, el cual se situó en el edificio de la antigua abadía restaurado por la Diputación Provincial de Huesca. En su interior se colocaron objetos antiguos recogidos por este grupo de mujeres, que querían mostrar su forma de vida a las generaciones futuras y hacer valorar las tradiciones del Valle de Chistau y del Pirineo Aragonés. ¿Nos adentramos en él?.

¡Si lo visitas descubrirás una parte del Pirineo que no conocías y que te emocionará!

Entrando por el portón de madera nos encontramos con una sala con numerosos objetos tradicionales: “alforjas”, “la abentadera”… A mano izquierda se sitúa la Bodega y la “Furnera” (lugar donde estaba el horno para hacer el pan), conservando el antiguo horno de pan y el molino de aceite. Escaleras hacia arriba nos topamos con “la saleta” donde vemos muebles de la época, plachas antiguas de hierro, una vitrina con billetes y monedas de tiempos pasados. En la “Sala“ (nombre que se le atribuye al comedor) podemos apreciar una fantástica recopilación de los Trajes tradicionales Chistabinos: el traje de madama, de calzón (para los hombres) y el de chipón (para la mujeres). La “Alcoba”, reproduce un dormitorio con su gran cama cubierta por colchas elaboradas por las mujeres del Valle de Chistau, con materiales como la lana o el “cañimo” (cáñamo). Por último encontramos “L’alcobada des Borches” o cuarto de los “crios” (niños) donde podemos ver juguetes, cunas y otros objetos infantiles.

Subimos a la segunda planta, que está destinada al trabajo agrícola y la vida pastoril, podemos ver una reproducción de las camas que se hacían los pastores en la montaña con ramas de pino, y también una maqueta de una borda tradicional a escala, con su tejado de paja. En esta sala también encontramos un rincón dedicado a la música con instrumentos del Pirineo como el chicotén. Importantes pues la vida en estos pueblos del Pirineo resultaba difícil por el duro trabajo, pero siempre alegre con la música y “es cuentos” (historias que contaban) en cualquier reunión.

En esta planta también encontramos una de las salas más impresionantes del museo: la Cocina, con la cadiera alrededor de la gran “chuminera” (chimenea) y el fuego bajo. En la “Falsa” (buhardilla), encontramos los útiles necesarios para el proceso textil. Y desde la pequeña ventana, unas preciosa vistas de San Juan de Plan y del macizo de Cotiella.

La gran riqueza de este lugar además del patrimonio que alberga, es la transmisión oral y directa que hacen algunas de las mujeres fundadoras, pues son ellas mismas quienes enseñan el Museo a todo visitante que se acerque a conocerlo. Las palabras de Anita, Maruja, Josefina y María transmiten su sabiduría y la experiencia de una generación de mujeres luchadoras, que vieron la importancia de conservar sus valores. Se editó hace un par de años el libro “XVII Diya de la Cultura Chistabina, 30 aniversario del Museo Etnológico de San juan de Plan”, para conmemoramos los 30 años del Museo, celebrar a su vez a la creación del Corro Des Bailes de San Juan de Plan por aquellos años, y homenajear a todas las personas que hicieron posible la creación de nuestro Museo.